Cómo y Cuándo Cambiar de Asesoría

Cambio asesoría

Cómo cambiar de Asesoría

¿Por qué  debemos cambiar de Asesor?

Uno de los proveedores de servicios en los que más debemos confiar es en nuestra gestoría, ya que dejamos nuestras obligaciones fiscales y mucha documentación importante.

Por eso mismo, cuando tengamos alguna duda sobre el trabajo realizado, de vez en cuando debemos plantearnos seriamente y sin ningún tipo de dilación un cambio de asesor, para que nuestra relación con el fisco sea segura y salvaguarden nuestros datos de la mejor manera posible.

Podemos plantearnos una serie de cuestiones, entre otras, que tanto preocupan a la mayoría de clientes de asesorías para ver cómo y cuándo podemos hacer el cambio.

Motivos para cambiar de asesor

En primer lugar, hay que tener en cuenta que siempre hay mejores profesionales que nos llevarán mejor nuestros temas fiscales y laborales en otras asesorías. Es posible que estemos contentos con nuestros asesores, pero ¿quién no ha tenido algún que otro problemilla con su gestor?

Por eso mismo, a continuación, indico algunos de los motivos para replantease un cambio:

  1. No cubre las expectativas que tenía al principio
  2. Aumento del precio fijado.
  3. Pérdida de la confianza.
  4. Hay que estar continuamente detrás del gestor.
  5. Incumplimiento de los plazos.
  6. No son pro-activos, no tiene el control de las situaciones que afectan directamente al cliente.
  7. No aportan un plus que haga que no me decante por otra asesoría.
  8. Tardan demasiado en llevar a cabo los trámites requeridos.
  9. No fidelizan al cliente.
  10. No dan la seguridad suficiente al realizar su trabajo.
  11. Da la sensación de que no llevan un orden de la documentación que les entrego.
  12. No me informan de subvenciones, bonificaciones.
  13. Faltas importantes: como por ejemplo presentar mal un impuesto y pagar recargos y sanciones.

Pero sin duda alguna, el gran momento para plantearse un cambio es con el nuevo año fiscal. Por eso mismo, los meses de enero y febrero son ideales para que la cuenta del  siguiente ejercicio fiscal ejercicio nos la lleve otro asesor, lo que facilita tanto la transición como la nueva gestión con el profesional.

¿Cómo cambiar de asesoría?

Antes de realizar el cambio,es recomendable localizar el asesor que mejor se adapte a nuestras necesidades  y que más cerca esté de nuestro negocio.

Para encontrar tu asesoría más cercana puedes hacer uso de nuestro buscador de asesoríassi introduces tu código postal podrás acceder al listado de asesorías más cercanas y contactar con el que más te convenga así como  solicitar un presupuesto sin compromiso.

Todas las asesorías de nuestra Red cuentan con la garantía del Club del Asesor.

Cuando nos hayamos dado de alta con la nueva asesoría y se lo comuniquemos a la anterior, la asesoría con la que queremos trabajar nos dirá la información que debemos solicitar a la antigua.

Para que el cambio de asesor sea más llevadero, podemos enumerar los siguientes pasos:

  • Verificar que disponemos de toda la documentación.
  • Perfeccionar el traspaso de la contabilidad, libros, datos de trabajadores, nóminas y tc´s etc.
  • Realizar una pequeñaauditoría del trabajo realizado y el modo: ver que esté todo contabilizado, que se hayan presentado todos los impuestos, las cuentas anuales, que demos de baja a los trabajdores que hayan cesado etc.
  • Si quedasen asuntos pendientes, se deben establecer las fechas y las responsabilidades correspondientes.

¿Cúando cambiar de asesoría?

Podemos cambiar de asesoría en cualquier momento, siempre que se haga con tiempo y organizadamente. Hay que tener en cuenta que, si hacemos un cambio de asesoría laboral, es importante efectuar el cambio de Autorizado en Red de la empresa. Hay que cerciorarse de que la anterior, haya presentado los seguros sociales pertinentes antes del cambio. Si cambiamos de asesoría fiscal, tenemos que firmar la autorización para la presentación de impuestos en nombre de terceros.

  Los mejores periodos para realizar el cambio son:

  • Al comienzo del año, ya que ha finalizado un ejercicio y empieza otro. Disponemos de toda la documentación, la contabilidad se ha cerrado y están presentados todos los impuestos del año anterior.
  • Hay que destacar que en el área fiscal y contable el momento ideal sería el primer trimestre del año por las razones expuestas.
  • También es aconsejable hacerlo al principio de año en las asesorías laborales, y por cuestiones de practicidad es mejor optar por una gestoría que nos lleve el tema laboral, contable y
  • Al final de cada trimestre. Aquí la contabilidad no está cerrada, pero al menos se han presentado los impuestos trimestrales y es menos costoso para el nuevo gestor retomar el trabajo donde terminó el anterior.

En cuanto a las Notificaciones Telemáticas, no se debe olvidar regularizar el cambio de responsabilidad en cuanto a la visualización del buzón de notificaciones del cliente.

Conclusión

 Los cambios siempre son buenos, siempre y cuando el servicio que vayamos a contratar se adapte a nuestras necesidades y hagamos un análisis previo de los beneficios que nos va a portar.

Es muy importante el valor añadido que la nueva gestoría nos va a ofrecer y es lo que debería marcar la diferencia a la hora de elegir una u otra asesoría.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *